miércoles, 14 de mayo de 2014

Subida al Techo de Almería. Chullo (2606m)


Nuestro último techo andaluz, el Chullo con 1606m , situado en la Sierra Nevada almeriense, sería una ruta cómoda de unos 10km y un desnivel de 600m salvables cómodamente dejándonos unas impresionantes vistas de la Sierra Nevada granadina que aún conserva neveros en las altas cumbres.
La ruta comienza en el puerto de la Ragua a 2000m de altitud, está a 14 km del pueblo de la Calahorra en Granada, lugar reconocible por su impresionante castillo.
En este lugar hay un bar no muy caro y servicios públicos en la parte de abajo, también hay un punto de alquiler de material de montaña.
Estamos ansiosos por comenzar y culminar nuestro último techo, ¡allá vamooosss!


 El aparcamiento del albergue es el punto de inicio de varias rutas en la zona

En la zona se encuentra una oficina de información al visitante que según nos cuentan lleva cerrada bastante tiempo.
Tras la primera subida realizamos el primer descanso y comenzamos a ver timidamente los morrones, Sanjuanero,Hornillo y Mediodía, ruta que realizaremos en otra ocasión ya que nos quedamos con las ganas.
Este es el primer desvio que nos encontramos, nosotros tomamos el de la izquierda sin separarnos del camino principal.
Ya podemos ver el Chullo, la ruta discurre por un cortafuegos casi hasta la cumbre, con una repoblación bastante densa de pino silvestre a ambos lados.

Un nuevo desvio en el que nosotros abandonamos las balizas y tomamos el de la derecha con una pronunciada pendiente

En esta zona en primavera es muy común observar este curioso coleóptero conocido comúnmente como aceitera por su forma de anfora y por la exudación tóxica que segrega por el extremo inferior de su abdomen, esta sustancia es conocida como cantaridina.Es muy curioso el ciclo vital de este insecto, consistiendo este en lo siguiente. La aceitera entierra sus huevos en la tierra, de donde emergen tiempo después las larvas en su primer estadío para trepar a lo alto de las plantas en floración donde esperan la llegada de la abeja a la que se agarran hasta llegar volando agarradas a ellas a su colmena. Una vez allí se alimentan de sus pupas, con posterioridad se vuelven a transformar en un segundo estadío larvario, que se alimenta en la colmena de polen, cuando son adultos abandonan la colmena y se alimentan de brotes de plantas. Es una especie con una gran especificidad, por lo que es extraño que todos las larvas lleguen a adultos.
Aceitera o curita
Seguimos por el cortafuegos y las vistas a nuestras espaldas van mejorando cada vez mas acordes con el cambio de vegetación que tiene lugar a nuestro alrededor.
Podemos ver el picón de Jérez a la derecha aún con neveros

Conforme vamos avanzando nos va invadiendo un perfume muy agradable proveniente de esta vistosa planta, una labiada que está presente en la media montaña.

Ya podemos ver el vértice del Chullo y el sendero con una gran pendiente que nos queda por recorrer, a la derecha se encuentra el  refugio del Chullo.

En el recorrido nos encontramos con una explosión de esta curiosa oruga, que no es nada mas y nada menos que de Parnassius apolo subespecie nevadensis, endemismo símbolo de Sierra Nevada.

Oruga mariposa Apolo
Mariposa Parnassius apolo recién salida de la crisálida
El camino se vuelve mas empinado y la pista se vuelve sendero


En las distintas paradas que realizamos para recobrar el aliento nos vamos encontrando una gran diversidad de microfauna a nuestro alrededor, en esta ocasión esta preciosidad de araña que nos desafiaba sin moverse de su posición en ningún momento. Es un macho de Eresus albopictus con unos quelíceros impresionantes.
Eressus albopictus

Continuamos con la subida sin prisa pero sin pausa
Y llegamos al refugio 
El refugio está muy mimetizado construido con roca del entorno




La última subida
Por fin el vértice
La alcazaba y el Mulhacén nos observan desde la cumbre del Chullo
Foto de rigor
Las vistas son espectaculares, esas cumbres pronto serán coronadas
Teníamos que celebrar este reto cumplido de una forma especial, así que descorchamos nuestra botella de champán y brindamos por otro sueño cumplido y por todos los que nos quedan por conseguir.
¡Felices!
¡Algunas panorámicas desde la cumbre!




En la bajada nos encontramos en las cercanías del refugio este grupo de caballos preciosa estampa para un día perfecto.
Decidimos dar un paseo en las cercanías del puerto para observar un pequeño rodal de alerces que se localizan en el margen derecho de la carretera, en el camino nos encontramos esta curiosa formación, conocida popularmente como escoba de bruja, técnicamente es una proliferación excesiva de una yema adventicia del pino que surge como defensa ante el ataque de un parásito llamado Candidatus phytoplasma pini, que es una forma intermedia entre bacteria y virus.

Piñas de alerce
ejemplares de alerce


2 comentarios:

  1. Espectacular viaje y descripción del mismo. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas de nadas, me encanta que las disfruteis!!

    ResponderEliminar