viernes, 2 de enero de 2015

Lugares Adamuceños VI: Peñas del Halcón.

¡Adamuz, pueblo de mil rincones por recorrer y lugares por descubrir!.

Nunca me cansaré de conocer el término de mi pueblo. En él hay lugares que bien parecen de otras partes de la geografía española, de lo bonitos y espectaculares que son. Parece imposible que esconda tantos paisajes tan diferentes y tan ricos en biodiversidad.Pero todos se encuentran aquí en Adamuz, este pequeño pueblo que me vió nacer y crecer y que aunque estuve bastantes años fuera por mi formación académica, vuelvo a él y me deslumbra en cada salida que hago para conocerlo.
En esta ocasión, fue la finca de Peñas del Halcón en dirección a Obejo, partiendo de Adamuz,el lugar al que me dirigí junto a Manuel cuestas,Manuel Leyva, Abén Aljama y algunos miembros mas del Grupo Espeleológico G40.El objetivo de esta salida era encontrar la ubicación de la cueva llamada " de los rojos", para que los integrantes del G40 la topografiaran e incluyeran en su inventario.Decir que encontrarla, no conseguimos encontrarla porque el Peñón es inmenso, pero los lugares que vimos bien merecieron la pena.
Aquí teneis las mejores instantaneas de ese día, en esta ocasión no sólo mias, también de Abén Aljama (A.A.M) y Manuel Leyva (M.L.J), que me las han cedido para esta entrada, desde la cual aprovecho para darles las gracias.
Comenzamos el día intentando buscar una mejor perspectiva del Peñón,en el que creemos se encuentra la entrada de la cueva, para lo cual buscamos alguna forma de tener una mejor visual de la zona.

Suerte que he vivido desde pequeña en los "barrancos empechaos" de Adamuz, porque para aprender a andar por estar laderas no era este el mejor momento.

En la búsqueda del mejor camino hacia la cumbre de Peñas Halcón.
A veces un poco difícil...

El meandro en el Río Varas, rodeado de olivares es una zona muy pintoresca.


También se puede ver a lo lejos los restos del antiguo molino aceitero de los Aguillos.
Un poco mas de zoom.

La ladera del Peñón es mas grande de lo que pensábamos, así que el grupo se divide.
Mitad hacia arriba, mitad hacia abajo.

Nuestro acompañante.
Las vistas sobre el Río Varas desde los miradores naturales del Peñón son espectaculares.
Aunque para poder atravesar algunas zonas no fuera nada fácil.




La roca caliza del Peñón es un lugar aprovechado por las rapaces y carroñeras, para en el caso de estas últimas,coger las térmicas y remontar.(o huir ante nuestra presencia también es otra opción).

¿Donde está Abén?. Pista...Lleva un casco rojo.
Sin duda alguna, uno de los mejores miradores naturales en los que he estado.
Otra perspectiva
Bajamos por un lado, para subir por otro..
Olivos, olivos y mas olivos
El equipo de espeleología no es nada discreto según se ve, ni tampoco lo es la presencia de la cornicabra (Pistacia lentiscus).
No es fácil encontrar un buen lugar para tomar las mejores fotos.
Hay zonas que para atravesarlas,es algo mas complicado.
Varias fincas se divisan.
Vuelta por el mismo camino.
No sin antes inmortalizarlo para la posteridad.Sin duda alguna un lugar que invita a admirarlo y relajarse en lo mas alto.

Al fondo la gran roca del "Peñón"

Un poquito mas cerca.
Un mar de olivos surca las montañas.
¿Que estará fotografiando Ana?
Pues el Peñón en primer plano. Lo pintoresco del lugar bien merece una parada para llevarnoslo en nuestra cámara.
Foto de grupo. Me consta que la cueva será encontrada sino lo ha sido ya,mientras tanto nos quedamos con los recuerdos de este magnífico día en las sierras de Adamuz.

¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario