miércoles, 5 de agosto de 2015

Cahorros del Río Chillar. Nerja.

Si hay una ruta acuática veraniega por excelencia en Málaga, sin duda alguna esa es el Chillar, sus ya muy conocidos Cahorros son un espectáculo, es una ruta idonea para pasar un buen día de aventura y acabar sin fuerzas..pero muy satisfecho.
Este río de tan sólo 17 km,se encuentra dentro del Parque Natural Sierra Tejeda, Almijara y Alhama, nace en las faldas del monte llamado "Piedra Sellada", en la sierra de Almijara y desemboca en Nerja infiltrado ya en su última parte.
La ruta que os propongo ronda los 20 km entre ida y vuelta y hay que seguir algunas recomendaciones importantes si queremos terminarla con los pies en buen estado y sin sufrir percanses.
  1. calzado: las zapatillas de deporte viejas y usadas son lo mejor que podemos llevar, ya que tienen una buena suela y evacúan el agua evitando que en nuestros pies se hagan ampollas por la humedad.
  2. protección solar, sombrero o gorra y agua. Tres aspectos a tener en cuenta en esta ruta,tendremos que ponernos portección abundante, llevar nuestra cabeza a la sombra y beber agua abundantemente incluso sin tener sed.
  3. Una muda de repuesto para poder cambiarnos cuando lleguemos al coche, nuestros pies lo agradecerán.
Dejaremos el coche en la localidad de Nerja, en un aparcamiento habilitado en la calle Mirto, desde esa zona hasta el comienzo de la ruta nos separará sólo un km por carretera.

Al comenzar la ruta, lo primero que nos encontramos es esta cantera a nuestra izquierda, es propio de los paisajes calizos dolomíticos, la presencia de estas explotaciones, esta ya no está en uso.
Entramos en el Tramo bajo del río, la mayor parte de este está infiltrado bajo la grava de las dolomías, es un cauce ancho con eucaliptos y pinos en los márgenes
Comienza a aparecer el río y nosotros comenzamos a mojarnos los pies, el agua está muy fresquita, se agradece.

Cada vez mas humedad en la zona
Llegamos a la zona, donde podemos ver la acequia que lleva el agua hasta la" Fábrica de la Luz", años atrás se veía esta cascada, que era un escape de la acequia, actualmente no aparece
En la actualidad en el año 2015, ha sido instalada esta rampa de cemento en la que hay que tener muchísimo cuidado, sobre todo a la vuelta, porque es escurridiza y nuestros pies estarán muy mojados y sin agarre.

El agua ya nos pasa los tobillos
Otra cascada emerge de las montañas, es parte de la acequia que la conduce hasta el pueblo, dependiendo de la época estará así o llevará menos agua.

Algún anfibio veremos en los márgenes del río.

Cada vez mas corriente y mas roca
y mas vegetación

El famoso encajonamiento del Chillar nos espera
Espectacular, sin duda lo mejor de la ruta sin lugar a dudas, cada vez es mas estrecha la zona hasta llegar a poco mas de 1,5 metros de ancho





Los mármoles dolomíticos de estos cahorros, nos dejan estupefactos, con mas de 25 metros de altura en algunos puntos, nos muestran una erosión desigual por la anchura que tienen en diferentes puntos.



todas las fotos son pocas en esta zona



Salimos de los cahorros y entramos en la parte del tramo medio-alto del río, los cantos rodados de mayor tamaño y la mayor corriente nos hacen extremar las precauciones todo lo posible, para no sufrir ninguna caída desafortunada.

Llegamos a una zona de travertinos (carbonato cálcico precipitado), donde la vegetación nos regala un jardín vertical en plena naturaleza.

Las caprichosas formas de los travertinos nos dejan boquiabiertos en algunas ocasiones

Seguimos nuestro camino, a veces por el río, a veces por pequeños atajos que nos encontramos en ambos márgenes.


La vegetación riparia, nos acompaña durante el recorrido
Mas de una poza como esta encontraremos para refrescarnos
Llegamos a la zona conocida como el "vado de los patos", donde suele a ver mas gente y donde hay que hacer el "bautizo del Chillar" en la cascada de la poza.


Bautizo del Chillar
Hasta la poza anterior llevaremos 9 km, nosotros seguimos 1 km mas río arriba para explorar alguna cascada mas


El río se vuelve mas salvaje y tranquilo, en cuanto a afluencia de personal por la zona




alguna cascada en el tramo alto

Esta ruta continuaría hasta su nacimiento, a otros 7 km desde donde nos encontramos, preferimos dejarlo para otra ocasión..pero queda pendiente..


Nos encontramos varias cascadas sin nadie por los alrededores, todo un lujo, teniendo en cuenta la cantidad de gente que visita el Chillar.

Termino esta entrada con este manantial natural que emana de uno de los márgenes del Chillar, os invito a buscarlo cuando lo visitéis...¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

  1. Fenomenal Blogs que no conocía y que tiene preciosas entradas, esta del rio Chillar es una delicia y seguro que buscamos ese manantial cuando vayamos, gracias por compartir, saludos

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya gustado Carlos. Para mi es una gran satisfacción que mi blog consiga que personas que desconocen los lugares que muestro en él, se animen a conocerlos. Muchísimas gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  3. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar