jueves, 4 de mayo de 2017

Desde el Arrecife de las Sirenas a la playa de Monsul



Tenemos por delante un viaje de unos 10 millones de años atrás de nuestra era, un viaje, donde Almería aún no existía, donde el vulcanismo estaba presente y transformaba los fondos marinos, donde lo que en la actualidad es el  Parque Natural Cabo de Gata-Níjar estaba gestándose,donde olas de lava quedaron petrificadas de diferentes maneras regalándonos sus formas caprichosas, donde los arrecifes de coral quedaron fosilizados... ¡Vienvenidos al paraíso entre Volcanes!



Cómo acceder al inicio de la ruta
Nosotros nos hospedamos en Roquetas de Mar, que aún teniendo mala ubicación para lo que teníamos planificado, en cuanto a calidad-precio nos resultó bastante interesante, la próxima vez sin duda alguna intentaremos quedarnos en algún pueblo dentro del Parque Natural, como San José, las Negras o Agua Amarga, que son los mas céntricos y tienen acceso a muchs rutas interesantes.
Para acceder al inicio de esta apasionante ruta, tendremos que tomar dirección Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, una vez pasados Almería,tomaremos el primer desvío en dirección Pujaire y San Miguel de Cabo de Gata, podremos visitar el centro de visitantes de las Amoladeras, que nos pillará de camino y se encuentra en medio de un jardín de Pitas.
Una vez pasado el Centro de Visitantes, tendremos que tomar dirección Arrecife de las Sirenas, lo encontraremos indicado, ahí comenzará nuestra aventura.

Descripción de la Ruta

Lo primero que vamos a visitar en nuestra ruta, será la zona del Faro de Cabo de Gata con su arrecife de las Sirenas, aquí será donde aparquemos el coche y cojamos nuestras cámaras y nuestras mochilas, pues ya volveremos al finalizar el día.
Esta zona suele estar muy frecuentada por turistas y excursiones, sobre todo en verano, por lo que hay que madrugar para poder coger un bien aparcamiento.
El faro se levantó en 1863 sobre el patio del castillo de San Francisco de Paula que defendía el reino de Granada. Un cristal del faro de color rojo, señala con un haz de luz una roca poco profunda, La Laja del Cabo, causante de muchos naufragios.

El Conocido Arrecife de las Sirenas, es en realidad los restos de una antigua chimenea volcánica que han sufrido erosión diferencial con el paso del tiempo, dejando estas formas tan caprichosas para nuestro disfrute.
 En esta ilustración puede verse claramente,qué parte es la que con el paso de millones de años y tras sufrir erosión diferenciada formó el arrecife: La CHIMENEA

Esto es lo que vemos al asomarnos al mirador dispuesto para ello, aguas cristalinas rodeadas de unas rocas con formas muy vistosas.


Los fondos marinos de este lugar están catalogados como Reserva Marina, ¡No es para menos!


Después de contemplar bastante rato el Arrecife de las Sirenas, volvemos al aparcamiento y tomamos dirección la Torre de Vela Blanca, tendremos por delante un tramo de pista, asfaltada en algunos tramos, desde el cual iremos teniendo unas vistas inmejorables del entorno,como las de la zona donde se ubica la torre, todo un puzzle de piezas volcánicas.
Pasaremos primero una edificación de color blanco y a continuación otra casa del color de la piedra, que no entendemos muy bien qué hacen en este espacio natural...Tendremos que coger un sendero que sale desde la casa de piedra para llegar a la zona de las disyunciones columnares ¡Una de las zonas mas espectaculares y peculiares que he visto en mi vida!
Antes de llegar a ellas, podremos contemplar esta panorámica tan interesante:

La zona blanca bajo la torre se asemeja a una gran vela blanca, echo por el cual adquiere la torre su nombre.
A lo lejos veremos el arrecife del Dedo

Iremos bordeando la zona donde se ubica la Cala baja, siguiendo las zonas de adoquines naturales, siempre hacia la derecha, hasta donde parece que se acaba el camino.

 Y llegaremos por fín a estas formaciones tan peculiares. Si queréis obtener mas información acerca de las disyunciones, y cómo llegar..Pinchad aquí
Volveremos sobre nuestros pasos y seguiremos hacia la Torre de Vela Blanca, ganando altitud y disfrutando de la zona que acabamos de recorrer hace un momento desde las alturas.
En las inmediaciones de la torre Vigía, comienza el sendero homologado del Parque Natural, llamado Sendero Vela-Blanca
Diferentes capas de estratos llaman nuestra atención nada mas comenzar...
La primavera está muy presente en Cabo de Gata, se abre paso ante nosotros un auténtico jardín, plagado de endemismos.

Limonium insigne

Cualquier sitio es bueno para crecer...

Lavatera marítima

Limonium sinuatum
Fagonia cretica

Comenzamos a descender por una pista  muy expuesta por lo que en verano hay que venir muy provisto de gorra/sombrero, agua y protector solar.
mirando hacia atrás, podemos ver los materiales magmáticos por todas partes, ya que caminamos sobre ellos...
A lo lejos va quedando la torre de la Vela Blanca
En los bordes de la costa podemos ver restos de disyunciones mas erosionadas que las que hemos disfrutado hace un rato.
Ya podemos ver Monsul y su duna rampante
Un poquito de zoom
Restos de Chimeneas volcánicas al lado de la pista por la que descendemos
Vemos desde arriba Cala Carbón
Nos vamos acercando disfrutando del paisaje

llegamos a una zona donde se encuentra la valla para que no accedan los coches a la pista que nosotros estamos abandonando, seguimos hacia la derecha y cogemos un sendero hacia la izquierda entre palmitos, la zona se vuelve muy esteparia.
Ya vemos la duna de Monsul y muchísimas plantas de Esparto por todas partes
Las pitas, el emblema del parque también están en esta zona


Vemos una montaña completa de restos de lava
Con sus adoquines correspondientes
Ya casi estamos...

En esta panorámica geológica se puede apreciar cómo se formó la zona que estamos pisando, por lo que según las gráficas podremos concretar que hace unos 10 millones de años hubo un volcán en la zona de Monsul


Fuente: Guia geológica sureste almeriense español
Esta formación tan peculiar aparece en todas las instantáneas tomadas de esta zona
Nosotros nos dirigimos hacia la derecha

En esta playa pueden apreciarse perfectamente las conocidas como brechas líticas autoclásticas, que es un tipo de roca producida por un enfriamiento abrupto y fragmentación del material volcánico al ingresar en el medio acuático, estas brechas se diferencian muy bien por el carácter caótico que tienen y por los abundantes clastos o "bolos" petrificados que hay en ellas.

Una playa estupenda y cristalina nos espera para relajarnos un buen rato.




Muchos son los caminillos que se ven por las montañas
Después de refrescarnos nos disponemos a volver sobre nuestros pasos
Si quisiéramos podríamos continuar hasta la Playa de Genoveses siguiendo por senderos hasta ella
Comenzamos el retorno
Tomamos dirección ensenada de la Media Luna
encontramos grandes cúmulos de materiales piroclásticos
Nos desviamos en la ensenada
Lava fosilizada por doquier
Una cala estupenda
Volvemos buscando el sendero de ascenso a la torre de la Vela Blanca
Atrás queda Media Luna, con sus tonos de rocas tan diferentes y sus palmitos


Seguimos subiendo y llegamos a Cala Carbón, una cala muy coqueta de pequeñas rocas rojas y aguas turquesas

Un lagarto ocelado con su piel recién mudada, nos sorprende o mas bien le sorprendemos nosotros y se esconde rápidamente
Bellas imágenes a nuestras espaldas
Pronto llegamos nuevamente al aparcamiento del arrecife de las sirenas, un día largo y apasionante disfrutando con todos los sentidos de este "PARAÍSO VOLCÁNICO"